Denuncian en San Diego abusos de maquiladoras a trabajadoras de BC

méxico | 09 de Marzo de 2015

méxico | 09 de Marzo de 2015  Denuncian en San Diego abusos de maquiladoras a trabajadoras de BC   Foto archivo La Jornada  2 Por Por  Armando José Mercado  San Diego, California, 9 de marzo.- Unos 160 mil trabajadoras de maquiladoras en Baja California enfrentan crecientes violaciones a sus derechos desde hace unos 20 meses, denunciaron en esta cuidad representantes del Colectivo Ollin Calli de Tijuana.  Desde que el Estado Mexicano aprobó la reforma laboral "cada vez hay más casos de cáncer, enfermedades respiratorias por los químicos que tienen que usar, enfermedades renales porque no la dejan siquiera tomar agua", explicó la dirigente Margarita Ávalos. En un foro en el Centro Cultural La Raza realizado en el Parque Balboa de San Diego con motivo del Día Internacional de la Mujer explicó que luego de la aprobación de la reforma laboral las empresas maquiladoras instaladas en esta frontera comenzaron a instalar semáforos para exigir alta productividad sin descanso. "Por ejemplo, si el promedio para poner un tornillo es de seis segundos, mientras la trabajadora no pare y siga durante horas el mismo ritmo el semáforo detecta la productividad y estará en verde, pero si está en amarillo es que se empieza a cansar y le dicen que no retrase el proceso, pero si el semáforo llega a estar en rojo, llegan los regaños, las amenazas, a veces las ofensas", dijo Ávalos. No pueden descansar ni para ir a tomar agua, al servicio higiénico ni al médico, cualquiera de esas actividades "suspenden el ritmo de producción" y pueden despedir a la trabajadora, comentó. Como resultado, "cada vez hay más trabajadoras que sufren de estrés crónico, del tipo de tensión que es incapacitante, y lo peor es que cuando se enferman, las despiden", denunció la dirigente.  Ávalos declaró que las plantas maquiladoras "son cada vez más selectivas y tratan de contratar nada más mujeres jovencitas con buena salud" y dispuestas a trabajar por los salarios más bajos. "Las jornadas laborales en las maquiladoras son habitualmente de 10 a 12 horas, a veces 15 horas al día, por muchas veces les piden que trabajen en los días de descanso, aunque sea sábado y domingo. Sólo que nunca pagan horas extras como exige la ley. Si una trabajadora gana cien pesos por día en su jornada regular, en los demás días les dan recibos que dicen 'descanso trabajado', y la trabajadora tiene que firmar", explicó. La dirigente comentó que la presión provoca en ocasiones que las trabajadoras protesten o tengan que faltar al trabajo y entonces las despiden. "Es como si estuvieran amenazadas con no enfermarse, porque si se enferman las van a correr, y una vez que corren a las trabajadoras en las maquilas, ya ninguna otra maquiladora las vuelve a contratar". De acuerdo con Ollin Calli, la serie de violaciones que provocó la reforma laboral ya no deben considerarse faltas solamente en el trabajo, sino "violaciones a los derechos humanos laborales". El grupo consideró que la forma de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, que recuerda una masacre de trabajadoras en Estados Unidos en 1911, es presentar las condiciones laborales de las trabajadoras de la maquila, una muestra de que aquellas condiciones de trabajo continúan pero se trajeron a la frontera mexicana. El colectivo ofrece asesoría en casos de abusos y violaciones en la dirección ollincalli.org
Foto archivo La Jornada

Por

Armando José Mercado

San Diego, California, 9 de marzo.- Unos 160 mil trabajadoras de maquiladoras en Baja California enfrentan crecientes violaciones a sus derechos desde hace unos 20 meses, denunciaron en esta cuidad representantes del Colectivo Ollin Calli de Tijuana.

Desde que el Estado Mexicano aprobó la reforma laboral “cada vez hay más casos de cáncer, enfermedades respiratorias por los químicos que tienen que usar, enfermedades renales porque no la dejan siquiera tomar agua”, explicó la dirigente Margarita Ávalos.

En un foro en el Centro Cultural La Raza realizado en el Parque Balboa de San Diego con motivo del Día Internacional de la Mujer explicó que luego de la aprobación de la reforma laboral las empresas maquiladoras instaladas en esta frontera comenzaron a instalar semáforos para exigir alta productividad sin descanso.

“Por ejemplo, si el promedio para poner un tornillo es de seis segundos, mientras la trabajadora no pare y siga durante horas el mismo ritmo el semáforo detecta la productividad y estará en verde, pero si está en amarillo es que se empieza a cansar y le dicen que no retrase el proceso, pero si el semáforo llega a estar en rojo, llegan los regaños, las amenazas, a veces las ofensas”, dijo Ávalos.

No pueden descansar ni para ir a tomar agua, al servicio higiénico ni al médico, cualquiera de esas actividades “suspenden el ritmo de producción” y pueden despedir a la trabajadora, comentó.

Como resultado, “cada vez hay más trabajadoras que sufren de estrés crónico, del tipo de tensión que es incapacitante, y lo peor es que cuando se enferman, las despiden”, denunció la dirigente.

Ávalos declaró que las plantas maquiladoras “son cada vez más selectivas y tratan de contratar nada más mujeres jovencitas con buena salud” y dispuestas a trabajar por los salarios más bajos.

“Las jornadas laborales en las maquiladoras son habitualmente de 10 a 12 horas, a veces 15 horas al día, por muchas veces les piden que trabajen en los días de descanso, aunque sea sábado y domingo. Sólo que nunca pagan horas extras como exige la ley. Si una trabajadora gana cien pesos por día en su jornada regular, en los demás días les dan recibos que dicen ‘descanso trabajado’, y la trabajadora tiene que firmar”, explicó.

La dirigente comentó que la presión provoca en ocasiones que las trabajadoras protesten o tengan que faltar al trabajo y entonces las despiden. “Es como si estuvieran amenazadas con no enfermarse, porque si se enferman las van a correr, y una vez que corren a las trabajadoras en las maquilas, ya ninguna otra maquiladora las vuelve a contratar”.

De acuerdo con Ollin Calli, la serie de violaciones que provocó la reforma laboral ya no deben considerarse faltas solamente en el trabajo, sino “violaciones a los derechos humanos laborales”.

El grupo consideró que la forma de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, que recuerda una masacre de trabajadoras en Estados Unidos en 1911, es presentar las condiciones laborales de las trabajadoras de la maquila, una muestra de que aquellas condiciones de trabajo continúan pero se trajeron a la frontera mexicana.

El colectivo ofrece asesoría en casos de abusos y violaciones en la dirección ollincalli.org

Consulta la fuente aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s